10-10-10: una gran herramienta para la toma de decisiones

toma-decisiones-slow-life

​Esta semana he ​estado explorando una sencilla ​idea para la toma de decisiones de Suzy Welch. Suzy es la autora de 10-10-10, nombre con el que bautizó a su idea y su posterior libro.

10-10-10 se traduce en 10 minutos, 10 meses, 10 años. De forma muy rápida y sencilla, la autora nos propone valorar siempre de forma razonada a qué nos puede llevar una decisión en un tiempo inmediato -10 minutos-, ​en un plazo medio -10 meses-, o en un futuro más alejado del que en principio podemos prever poco -10 años-.

Estos tiempos no tienen que ser tomados a pies juntillas:

  • Los 10 minutos, pueden ser 2 ​días o 1 semana… es la reacción inmediata que va a provocar tu decisión.
  • Los 10 meses es un tiempo «x» que podemos prever aunque queda alejado de nuestro día de hoy. En ese tiempo las decisiones se han tomado y sus efectos se han asentado.
  • Los 10 años es un plazo más indefinido aún, que escapa a nuestra previsión ​directa, pero en el que podemos visualizar nuestros deseos, ​el estilo de vida que desearemos llevar, etc.

¿Cómo se emplea para la toma de decisiones?

​Hay quien toma decisiones haciendo largas listas de pros y contras, hay quien sigue el instinto, hay quien escucha las opiniones de personas que le merecen confianza, otros siguen corrientes y lo que dice el vecindario que deberían hacer… y hoy os propongo probar este método.

Se trata de realizar una pregunta:

«¿Debería dejar mi trabajo actual?»

«¿Me asocio a Pepe en la idea de negocio de la que me habló hace unas semanas?»

¿Será buena idea cambiar a mi hijo de colegio por su cambio de comportamiento en el último trimestre?»

Cualquiera que sea tu duda, formúlala en forma de pregunta que admita una respuesta binaria: sí o no.

Luego sométela a la prueba del tiempo:

¿Qué efecto tendrá decir que sí en los próximos 10 minutos (o dos días; recuerda que es establecer un futuro a corto plazo)? ¿Qué efecto tendrá el no?

Repítelo con los plazos medio y largo.

¿Por qué esta estrategia es tan valiosa?

Son varias las razones por las que he querido compartir esto contigo:

  • Actuar por instinto puede estar bien para algunas dudas que no tengan una súper implicación en tu vida. Las cosas importantes siempre deberían admitir un testeo más razonado.
  • A veces pensamos en un único plazo de tiempo para decidir. Por ejemplo, basar la decisión en mi apetencia inmediata… aunque el efecto a largo plazo sea catastrófico. O ​por el contrario, poner la importancia de ​la decisión en ​un plazo futuro que no controlo, como la jubilación​… cuando tengo en medio décadas en que igual estoy perdiendo cosas valiosas por no contemplarlas en mis decisiones.
  • Pensar en estos plazos te ayuda a responder preguntas muy importantes de forma indirecta, como el famoso «dónde querrías verte en 5 años» (que puedes formular con la variante de tiempo que quieras).
  • ​Propone la autora que pongas atención a tu escala de valores. Puedes tenerla muy clara antes de plantearte el método, o ir descubriéndola con el análisis de tus respuestas.
  • La prueba del tiempo puede con los deseos incontrolados, las decisiones incoherentes, los noviazgos tóxicos, etc. si te atreves a sincerarte.

​¿Te atreves? ¡Cuéntanos tus experiencias en la toma de decisiones mediante 10-10-10!

 

Si quieres comprar el libro… ¡lo tienes en Amazon!

10-10-10 toma de decisiones Ver en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *