Lista de lectura – Halloween

No sé si celebras Halloween o te parece un rollo del que pasas olímpicamente, pero ¡viene la noche de Halloween! Está por todas partes. El mundo se ha llenado de calaveritas, calabazas, sombreros de bruja y hoy seguro que los colegios estaban llenos de pequeños zombies.

La vida es más divertida cuando hacemos cosas distintas, así que… ¿por qué no dejarse llevar un poco y participar de la fiesta?

Mira, a mí lo que más me gusta de Halloween es que vengan los niños del vecindario a pedir caramelos. Tengo 2 sacos preparados con gominolas de todo tipo: dentaduras, caramelos de drácula, calaveras y escalofriantes ojos. Pienso disfrazarme de Maléfica y pasarme la tarde nerviosa esperándolos.

Bueno, otro plan estupendo es acurrucarse en el sofá con la mantita y un buen té con canela, jengibre o lo que más te plazca y un libro de esos que te clavan al cojín hasta el final.

Te traigo algunas propuestas escalofriaaaaantees!

¿Truco o trato?

 

Un par de recomendaciones para vivir Halloween desde el sofá

(pincha en los títulos o las imágenes para verlos en Amazon)

Otra vuelta de tuerca, de Henry James – Una institutriz cuidando a pequeñines, visiones aterradoras… ¿empezamos bien? Leí este libro hace muchos años, en una tarde de lluvia, de esas en las que parece que el media noche a las 8 de la tarde. El viento silbaba entre las rendijas del ventanal y cerraba puertas de golpe. El ambiente fue fantástico. Recréate como lo hice yo. No leas este libro con prisa. Únete a la tortura psicológica que vive la institutriz y deja que te lleve a su mente.

Carrie, de Stephen King – A ver, no hay lista de libros de terror válida si el aclamado rey del terror no se pasea por ella. Es probable que su impacto en los años 70 fuera mayor que el que puede tener en las mentes de ahora, pero ¡uh! La señorita Carrie White es la bomba. Es una buena propuesta acompañarla en ese proceso personal que realiza tratando de comprendese a sí misma… tratando de discernir qué es real o paranormal, qué es sagrado o pecado, qué es estar maldita o tener capacidades psíquicas geniales.

Tres noches, de Austin Wright – Solo el comienzo de este libro es… ¡angustioso y terrorífico! Cuando compré este libro no pretendía pasar miedo, pero sufrí como nunca.  Me faltaban mantas para encogerme en el sofá y aire para respirar. La próxima vez que conduzcas de noche, no podrás evitar pensar en esta novela. No te cuento más. La lees y alucinas por tí mism@.

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde – ¿En serio? ¡Sí! ¿Por qué no? Tampoco a todo el mundo le gusta morir de miedo. Es un clásico que no puedes dejar de leer. Vale que no es una novela de asesinos sádicos, ni fenómenos paranormales. No bajamos con Dorian Gray a las catacumbas de un antiguo castillo gótico, pero sí a las del alma. Este libro está lleno de miedos humanos, reales. El miedo a la muerte, a desaparecer, a no ser relevante. El miedo al paso del tiempo, al pecado, a no poder satisfacer los impulsos y sobre todo… el miedo a envejecer. Hay verdaderos momentos escalofriantes en esta historia. Nada en la noche de Halloween es más oscuro que sentir pánico ante uno mismo.

mejores libros terror

Mejores libros terror Carrie

Tres noches

Dorian Gray

Para el resto de días o si realmente pasas de asustarte, descubre aquí mi lista de recomendaciones de no terror.