6 signos de que necesitas un cambio de vida

Mujer joven que necesita un cambio. Mira un signo en la pizarra.

Muchas personas viven una vida titubeante, se sienten insatisfechas y sueñan con un cambio de vida. Por lo general, no son conscientes de sus fortalezas y de la capacidad que tienen para vivir una vida mucho más rica en experiencias y más en línea con sus intereses. Tú no tienes por qué ser una de ellas.

Nadie debería vivir una vida que tenga como único propósito el pasar un día tras otro. ¿Es eso vivir o sobrevivir? Nuestras decisiones marcan hitos en nuestras vidas. Decidimos en base a cómo vemos el mundo y cómo reaccionamos a las caídas. Por eso, es importante diferenciar entre malos momentos y una existencia que pide a gritos un giro de tuerca.

Si crees necesitar un cambio es porque tu vida, aunque objetivamente no sea mala, está cayendo fuera de tu control. Cuanto más escape la situación a tu control, más complicado será que vuelvas a tomar las riendas. Así que saca tu lupa de detective y mira si en tu vida aparecen los siguientes signos.

#1. Necesitas un cambio de vida si... Te sientes con un nivel de energía muy bajo.

La sensación de insatisfacción vital es extenuante. Genera emociones negativas, te agota mentalmente, y deja tu ánimo por los suelos. Si tu mente da vueltas buscando un cambio de vida, pero no realizas ninguna acción que te dirija a ello, tu frustración subirá como la espuma. Alarga la frustración día tras día y el resultado es tu falta de energía.

Aunque desees un cambio, puede que te hayas acomodado en tu vida. Es la famosa zona de confort que apaga el estímulo para crecer y hace que los cambios parezcan algo muy cansado. En estas situaciones, muchas personas caen en una apatía general y dejan de cuidarse. Cambios de peso, alimentación descuidada, problemas para dormir, menos atención al arreglo personal, etc. Si no nos cuidamos, nos vemos mal. Eso baja más nuestra energía... y entramos en bucle.

Sentirte abatida física o anímicamente, sobrepasada o excesivamente emocional (demasiados días de lágrima fácil o sensibilidad extrema) es más de lo mismo.

Necesitas un cambio de vida, si tu energía está bajaNecesitas un cambio de vida, si tu energía está baja
Necesitas un cambio de vida, si tu energía está bajaNecesitas un cambio de vida, si tu energía está baja


#2. ​TE VENDRÁ BIEN UN CAMBIO DE VIDA SI... TU CABEZA ESTÁ "NUBLADA".

¿Te acompaña una sensación de adormecimiento constante? ¿Sientes que no terminas de despertar, que tu cabeza está “nublada”, o tienes poca frescura mental… y son más de las 12 del medio día o de las 4 de la tarde? ¿A tu alrededor te llaman la atención por ese estado en el que parece que no sientes ni padeces?

Este atontamiento es una estrategia que emplea nuestro cerebro cuando se ve sobrepasado por una situación persistentemente mala, que no logra resolver. En lugar de meterte en un sentimiento de más y más depresión, el cerebro apaga todas las emociones, buenas y malas. De esta forma permite que puedas seguir funcionando, aunque con menor rendimiento. Es una situación reversible, pero que exige acción ya.

Esta es una gran señal de que necesitas un cambio de vida. Si la conoces... casi podrías dejar de leer y pensar ya cómo vas a pasar a la acción. No obstante, ¡te recomiendo que sigas leyendo!


#3. ​QUIZÁS ÚLTIMAMENTE... Haces un mundo de pequeñeces.

¿Permites que tu ánimo cambie a merced de chorradas? Si te ahogas en un vaso de agua o montas pollos por las cosas más tontas, es signo de que tu control mental está al limite. Más bien, ya pende del precipicio.

Te has olvidado de que puedes elegir, de que hay opciones, de que eres más libre de lo que te crees. Sin embargo, eres tan libre de dejar que esas pequeñeces te controlen, como de tomar tú el control y empezar a reaccionar de otra forma.

El autocontrol se trabaja. ¿Por qué no empiezas por dejar pasar, cada día, una de esas pequeñas cosas que te sacan de quicio? Puedes cambiar tu pensamiento hacia otra cosa, o puedes rumiar el pensamiento negativo hasta que te salga humo de las orejas. Tú eliges. ¡Libérate!

#4. ...O Empiezas a hacerte preguntas equivocadas.

“¿Por qué me pasa esto a mí?”. “La gente a mi alrededor parece estar satisfecha con su vida. ¿Por qué yo no puedo sentirme igual?”. “¿​Igual es que yo no puedo ser feliz?”.

No te conviertas en la víctima de las historias que tú misma te cuentas. Sin duda, cuando algo no va como esperabas, puedes culpar a los demás, al mundo o a tus circunstancias. Pero, ¿dónde estás tú? ¡No me creo que seas tan pequeña e invisible! ¿Qué papel juegas tú en las cosas que te ocurren? Te aseguro que tu papel es más relevante de lo que piensas. ¿Quieres empezar a ser la heroína de tu historia? Toma la responsabilidad de ese papel de protagonista y empieza a aceptar que tú creas tu vida. Te puede gustar más o menos, pero la estás pintando tú.

Nuevamente, te llamo la atención sobre el hecho de que tienes más poder del que crees. Domina las circunstancias y no te dominarán ellas a ti. ¿Cómo hacerlo? Antes de nada y fundamental: dejando de echar balones fuera.

Mujer joven que necesita un cambio de vida. Mira un signo en la pizarra.Mujer joven que necesita un cambio de vida. Mira un signo en la pizarra.
Mujer joven que necesita un cambio de vida. Mira un signo en la pizarra.Mujer joven que necesita un cambio de vida. Mira un signo en la pizarra.


#5. ¿A TU ALREDEDOR Las cosas empiezan a desordenarse masivamente?

Sientes que tu concentración se ha ido al garete. Te distraes con facilidad. Despistas la agenda, olvida cosas importantes tanto en casa como en el trabajo… Nunca te pasa pero esta semana te has dejado las llaves en casa y se te ha olvidado apagar los fogones de la cocina. Se va creando un cúmulo de cosas desordenadas a tu alrededor. Te sientes poco centrada, poco productiva, poco resolutiva, poco efectiva… estás poco alineada. ¡Eres hasta peligrosa!

Sin darte cuenta, lejos de pautar conductas que te lleven a un mejor control de tus cosas y actividades, inicias una conducta de evitación. Entonces la procrastinación, el “para mañana”, se instala en tu vida.

De la misma forma que evitas iniciar el camino de cambio que te estás pidiendo a gritos, evitas hacer otro número de cosas de tu día a día. Las personas necesitamos coherencia en nuestra vida. Repetir el patrón de evitación en diversos ámbitos, nos da cierta coherencia. Obviamente es un mal uso de este principio, pero ocurre.


#6. NECESITAS UN CAMBIO... SI Piensas que cualquier tiempo es mejor que el presente.

Descubres que tu mente divaga con frecuencia hacia “lo que fue” o “lo que podría haber sido”. Quizás hayas llegado a preguntarte algo tipo: “¿ya? ¿esto es todo? ¿la vida no es más que esto?”.

Oh la là! Has olvidado que la vida es un presente, un regalo. No es un “¿solo esto?”, sino que tú no te has decidido a darle más vidilla. La vida está ahí. Tienes la tuya. Perfecta y preciosa. Además, tienes un cerebro capaz de pensar, crear, soñar, aprender y crecer. Cambia el chip.

Si el pasado fue mejor, piensa qué había en él que te gusta. ¿Qué pensabas en esa época? ¿Cómo empleabas tu tiempo? ¿Recuerdas qué rasgos personales echas de menos de ese yo del pasado? Toma esa información útil e intenta traerla a tu vida.

Ahora, haz lo mismo con el futuro ideal que visualizas. ¿Qué haces en él? ¿Quién eres? ¿Qué elementos hay en tu vida? Toma también esa información e intenta traerla a tu vida.

El presente es el mejor momento, porque es el tiempo que tienes para crear y para hacer mil cosas que deseas. No puedes hacerlas en el pasado y tampoco en el futuro que aún no ha llegado. Tu momento es AHORA.

Necesitas un cambio de vida si sueñas que cualquier tiempo fue mejor que el actualNecesitas un cambio de vida si sueñas que cualquier tiempo fue mejor que el actual
Necesitas un cambio de vida si sueñas que cualquier tiempo fue mejor que el actualNecesitas un cambio de vida si sueñas que cualquier tiempo fue mejor que el actual

¿Qué? ¿necesitas un cambio de vida?

Bueno, pues no son todos los que están pero sí son todos los que son. He elegido estos 6 signos porque me los conozco muy bien. Durante años los he vivido en mí y en personas cercanas. Si encuentras algunos de ellos en ti, necesitas un cambio de vida. De forma más o menos consciente, es algo que sabías. Desde hace tiempo. Quizás ya toque pasar a la acción.

Tu estilo de vida debe estar en línea contigo. ​La clave está en que tus necesidades, preferencias, creencias, valores... sean coherentes con tu día a día para que sientas que ​todo tiene un sentido para ti. Para leer más sobre cómo crear un estilo de vida con buen criterio, pincha aquí.

2 Comentarios

  1. Inma Guerrero
    17/08/2017 / 20:57

    Me ha gustado mucho. Un lenguaje claro,sencillo,cercano,y elegante planteando con delicadeza estos temas del día a día. Gracias

    • Sophie
      Autor
      19/08/2017 / 22:32

      Gracias a ti, Inma. ¡Somos emociones! Es importante que aprendamos a «leernos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *