1 MINUTO DE CIENCIA SOBRE… RUTINAS Y VICTORIAS

RUTINAS Y VICTORIAS

Crear una rutina mañanera no es solo ganar una medalla al orden. Desde el mundo de la psicología se le da gran importancia por los beneficios que reporta en todas las áreas de tu estilo de vida.

Steve Key, un profesor de biología molecular y computacional de la Universidad de California, llegó a una conclusión: la mayoría de las personas adultas están a su mejor capacidad de rendimiento (en lo que a tareas cognitivas se refiere), a media mañana. No al despertar... ni cercanos a la comida. En medio. Por ello, crear una rutina automática para los primeros 30-120 minutos del día, te pone en la mejor situación mental para rendir en las cosas relevantes de tu jornada.

La rutina también actúa como un estupendo asidero cuando todo a nuestro alrededor parece agitarse a un ritmo vertiginoso. Así, cuando tienes que presentar un proyecto, el trabajo te sale por las orejas y todo te desborda, tienes un problema que te deja emocionalmente muerta cada día, te estás mudando a otra ciudad, etc. tener una rutina diaria te proporciona un sentimiento de "normalidad" que te conecta contigo misma. Ahí estás tú, dentro del caos. Sigues estando ahí.

GENERANDO MOMENTUM Y PEQUEÑAS VICTORIAS

Hay un motivo más para crear rutinas matinales. Éstas generan momentum. Es un concepto complejo de la psicología. Viene a ser una especie de fuerza psicológica que cambia nuestro comportamiento y rendimiento. Empieza con una actividad consciente, como es la de iniciar una rutina que aún no tienes aprendida. Según vas siendo capaz de implementarla, en pequeños gestos... pequeñas victorias... irás generando momentum.

¿Qué significa? Que puedes experimentar nuevas sensaciones de autoconfianza, competencia... te atribuirás internamente nuevas capacidades. Con el tiempo, eso se refuerza. Entonces, inconscientemente, estarás generando comportamientos automáticos y mejorando tu cumplimiento con tus objetivos en diversas áreas.

Hablaremos más de ello. Por ahora, ve pensando cómo va a ser tu rutina mañanera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *