1 minuto de ciencia sobre… estilo de vida

science based lifestyle

"Quiero cambiar mi estilo de vida"

Lo más difícil de este propósito está en la palabra "cambiar". Dos motivos:

1. Las ventoleras nos dan a todos, pero lo que realmente cunde es crear y mantener un hábito. Los hábitos saludables creados en la infancia son un regalo porque se incorporan a nuestra vida sin necesidad de nuestro esfuerzo. Está bien demostrado que los padres con un estilo de vida saludable, tienen hijos con mejores hábitos. Además los mantienen más fácilmente en su vida futura. Si tienes hijos, sobrinos, nietos, etc. a tu alrededor, ya sabes. Son esponjas. Si te importa su futuro, ya tienes un aliciente más para invertir en tu cambio de hábitos y contagiarlos a todo el que puedas. Que aunque no tengas los hábitos desde tu tierna infancia... ¡son conquistables a cualquier edad!

2. Cuando se es joven, la idea que se tiene del futuro es más prometedora y optimista de lo que quizás llegará a ser. Tendemos a pensar que los eventos negativos acontecen más en vidas ajenas a nosotros. Que no nos va a tocar la china. Y el futuro lo vemos lejano, sin enlace directo con nuestras elecciones del día de hoy. Sin embargo, todo bien que podamos hacernos en el presente, es un aval para lo que pueda venir. Las personas mayores, conforme van viendo menguar algunas de sus capacidades, son más proclives a aceptar de buena gana algunos cambios en su estilo de vida... Pero... ¡¿para qué esperar?!


Referencias

Gaete J, Rojas-Barahona CA, Olivares E, Chen MY. [The influence of parental
healthy behaviors on healthy lifestyles of early adolescents]. Rev Med Chil. 2016
Jul;144(7):870-8.
Tasdemir-Ozdes A, Strickland-Hughes CM, Bluck S, Ebner NC. Future perspectiveand healthy lifestyle choices in adulthood. Psychol Aging. 2016 Sep;31(6):618-30.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *